Producción de shale oil estadounidense se desacelerará bruscamente en los próximos dos años, según CEO de Schlumberger


El crecimiento de la producción de shale oil estadounidense se desacelerará bruscamente en los próximos dos años. Esa fue la afirmación del presidente ejecutivo del gigante de servicios petroleros Schlumberger, Olivier Le Peuch.

El funcionario dijo que espera una ralentización del bombeo de shale oil estadounidense a un rango de 600.000 y hasta 700.000 barriles por día (bpd) en 2020. “El próximo año serán 200.000 barriles por día”, dijo Le Peuch, que agregó que su estimación podría cambiar. La disminución es sustancial en relación al millón de bpd que rondó en 2019.

La caída de los precios del petróleo y la demanda de los inversores por mayores retornos han obligado a los productores de esquisto de Estados Unidos a reducir la inversión, después de que la producción aumentó en los últimos tres años para totalizar 13 millones de barriles por día, convirtiendo al país norteamericano en el mayor productor mundial de petróleo.

El bombeo de shale oil estadounidense debería estabilizarse y no volver a los niveles de expansión de los últimos tres a cinco años, a menos de que nuevas tecnologías para reducir los costos atraigan otra ola de inversión, dijo previamente Le Peuch en un panel realizado en el marco de la conferencia.

La compañía ha despedido más de 1.400 empleados desde el tercer trimestre de 2019 y tiene como objetivo vender una unidad norteamericana y cesar las operaciones en otro negocio de la región. También presentó un estrategia para reducir su negocio de fracturación hidráulica OneStim, que expandió a través de una adquisición de 430 millones de dólares hace unos dos años.

Schlumberger, el proveedor de servicios petroleros más grande del mundo, detalló el mes pasado un agresivo plan para reducir costos en su negocio en América del Norte, que incluye la venta de algunas unidades. Le Peuch dijo que no hay planes por el momento de vender otros activos.

En la Argentina, Schlumberger vendió su parte del área Bandurria Sur, una de las joyas de la ventana del shale oil en Vaca Muerta, a Equinor y Shell por u$s 355 millones. De esta forma, las dos compañías serán socias de YPF, que mantiene la operación del bloque.

via Blogger https://ift.tt/2Ts4GjP Fracking, Gas Shale, Producción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s